LA GUÍA DIGITAL DEL ARTE ROMÁNICO

Webmaster: A. García Omedes - Huesca (España)

 

| Presentación | Novedades | Mapa del Sitio | Mapas Activos | Opinión | Castillos XI-XIII | Rutas Románicas | Monográficos | Otras Regiones

Enlaces | Bibliografía | Diccionario | Distinciones | Premio Romanico Aragonés | Fondos de Escritorio | Fotos Diversas | Inicio |

 


-BUIRA. IGLESIA PARROQUIAL DE SAN HILARIO-



UTM 31T 313216 4696102 1161 m.

(RIBAGORZA)

Ver mapa interactivo de la zona


1MURO DE PONIENTE DEL TEMPLO

A principios de octubre de 2005 me llegó noticia de la existencia de un crismón en Buira gracias a uno de los ya abundantes amigos de "romanicoaragones". Francisco Martí Fornés me indicaba su ubicación y la forma de acceder a Buira.

Aprovechando el puente de la "Inmaculada Constitución" de 2005, confundido entre hordas de esquiadores hoy día 8, he vuelto por la Ribagorza -que no para de sorprenderme- y uno de los objetivos era fotografiar ese crismón. No sabía si podría llegar, porque hay nieve en la carretera de acceso al pueblo. Afortunadamente han pasado una máquina que la mantiene a raya en las cunetas. Antes de aventurarme, me he informado en Pont de Suert del estado de la carretera. Una amable "moza de Escuadra" de servicio en el cuartelillo me ha confirmado ese extremo.

2VISTA NORESTE

Buira es un pueblo que figura en los mapas como abandonado; pero tiene varias casas abiertas y de sus chimeneas sube lento un humo casi navideño. La carretera sale a nuestra izquierda, justo antes de cruzar el río Noguera Ribagorzana ya en la entrada a Pont de Suert. Hay que pasar por el Instituto y seguir la dirección de las pistas de entrenamiento de golf. Luego la carretera serpentea una y mil veces hasta ganar altura, propiciando unas bonitas vistas sobre el valle y el pirineo, hoy nevado (Imagen 12).

34DETALLE DE LA CABECERA POLIGONAL5MURO DE PONIENTE CON EL CRISMÓN6CRISMÓN REUTILIZADO E INVERTIDO

La iglesia parroquial de Buira fue románica en origen, y se demolió o hundió para ser rehecha quedando vestigios de la primitiva. Poco falta para que se vuelva a hundir del todo. Y esta vez parece que será la definitiva. Carente de bóveda en la nave, su torre muestra una grieta, de las que ya no hay forma de detener. Es solo cuestión de tiempo. Quizá estas nevadas la acaben derrotando.

Su cabecera es poligonal, rehecha con buena piedra sillar (Imágenes 2 y 4). Adosado al lado sur, un minúsculo camposanto lleno de zarzas que se encariñan con quien intenta entrar. De entre ellas asoman cruces. Maleza, hiedra que cubre los muros. Frío, nieve y silencio. Hablar de tristeza sería un fácil recurso literario. Es más que eso. Es callada derrota. Nave herida de muerte, que espera ir a pique con callada dignidad. Nadie se enterará. No será noticia. Desaparecerá. Y quizá sus sillares vuelvan a servir para levantar casas de quienes buscan sus raíces o huyen de la locura del tráfico en la gran ciudad. A lo mejor su crismón lo volvemos a ver dando la bienvenida desde un hogar que aún no está siquiera soñado.

7CRISMÓN EN POSICIÓN ORTODOXA

El crismón se sitúa en su muro de poniente, a media altura ya próximo al muro sur y por fuera de la gran grieta (Imágenes 5 a 7). Su lugar original debió de estar sobre la portada de acceso de la iglesia primitiva. Después, fue reutilizado, no por su simbología sino porque el tamaño convenía a la hilada en que se halla. Cabeza abajo. No importa. Quien lo utilizó no sabía de símbolos religiosos.

Es de tipo oscense, de siete brazos, con sus símbolos en posición ortodoxa y rodeado de aro marco en relieve. Por fuera de el, unos adornos a modo de tetones umbilicados señalan las esquinas. Morfología de mediados del XII.

8INTERIOR HACIA LA CABECERA

Al interior se accede por portada en el muro de poniente, mirando de reojo y con preocupación a lo que resta del coro alto de madera y a la bóveda de medio cañón bajo la torre. Probablemente esta bóveda sea aún la original. Pero por sus "panzas" está presta a bajarse al suelo (Imágenes 10 y 11) como ya ocurriera con la de la nave, desde la que surgen árboles y sobre la que la nieve cae sin impedimento.

En el ángulo suroeste, empotrada, resiste la modesta pila bautismal todavía con el aparataje de madera que la mantuvo cerrada, críptica, proporcionando esoterismo a la piedra labrada (Imagen 9).

9PILA BAUTISMAL EN ÁNGULO SUROESTE10DETALLE DE LA BÓVEDA A LOS PIES DEL TEMPLO11INTERIOR DEL TEMPLO HACIA LOS PIES

De esta iglesia procede el frontal de altar de San Hilario, del siglo XII y también el arqueta de madera policromada del XIV actualmente en el museo diocesano de Lérida en espera de que sea devuelta a su propietario (el obispado de Barbastro-Monzón).

Fotografío la iglesia y su crismón. Piso nieve -que no me hace mucha ilusión- y me despido del templo. Allá abajo hormiguean coches, pequeñitos e insignificantes. Dentro van personas con sus ilusiones... Levantar la vista hacia el Pirineo nevado y respirar hondo el aire fresco de este día es algo más que una necesidad vital. Puede que sea una oración sin templo, sin palabras; y puede ser que yo aún no lo sepa.

12VISTA DEL PIRINEO NEVADO DESDE EL ACCESO A BUIRA



Páginas consultadas:

Ver mis estadísticas