LA GUÍA DIGITAL DEL ARTE ROMÁNICO

Webmaster: A. García Omedes - Huesca (España)

 

| Presentación | Novedades | Mapa del Sitio | Mapas Activos | Opinión | Castillos XI-XIII | Rutas Románicas | Monográficos | Otras Regiones

Enlaces | Bibliografía | Diccionario | Distinciones | Premio Romanico Aragonés | Fondos de Escritorio | Fotos Diversas | Inicio |

 


-PUEBLA DE FANTOVA. ERMITA DE SAN GREGORIO-



UTM 31T 289820 4682932 1068 m.

Descargar track GPS "Graus-Fantova-San Gregorio" (*.plt)

(RIBAGORZA)

Ver mapa interactivo de la zona


Hoy 12 de Junio de 2004, de nuevo me he escapado por la Ribagorza. He repetido visita al increíble lugar que es el castillo de la Puebla de Fantova.

Desde allí he llegado a la ermita de San Gregorio. Se accede por pista apta solo para 4x4. Estaba apoyado por los datos GPS previamente obtenida de los mapas del Ejército y corroborados con la magnífica página del Ministerio de Agricultura que permite ver desde el aire lo sitios por los que se va a transitar, con su posición GPS-UTM.

La ermita está justo en el tozal situado frente a Fantova, hacia el sur, en lo más alto. Hay que continuar la pista que hemos llevado hasta la base del tozal del castillo hasta el punto en que casi comienza su descenso. A derecha sale pista que rodea el tozal por su ladera sur, dando indescriptibles vistas hacia el valle del Isábena. El morrón de Güell es como un puntal de ese territorio. Alcanzada la meseta que corona el tozal, hay que cruzarla campo a través, con hierba casi hasta las ventanillas (todavía me quedan espigas secas en el radiador del suzuki), aportando un toque de aventura al trayecto. El templo se halla en su extremo nordeste y da vista a ambos valles. Al norte domina el castillo de Fantova, y al sur, el valle del Isábena.

Si no nos desviamos al tozal, la pista llega hasta Güell y empalma con Laguarres.

Soledad, silencio, vacas con sus juguetones y asustadizos terneros por la pista y un águila calzada que majestuosa levanta el vuelo a mi paso, mirándome como a un intruso en su territorio.

1CABECERA DEL TEMPLO

El tempo es una modesta, pero bien construida ermita del XII. Es de nave única, canónicamente orientado y asentado sobre un saliente rocoso cortado a pico cerca de su fachada sur (Imagen 2). La cabecera se compone de ábside semicircular edificado con grandes y toscos sillares. Lo centra un ventanal aspillerado y carece de cualquier ornato.

2VISTA SURESTE3ESPADAÑA DESCENTRADA SOBRE EL MURO DE PONIENTE4VISTA SUROESTE DEL TEMPLO

La puerta abre en la parte anterior del muro sur de su nave. Hay un ventanal a los pies de este muro, y otro en el de poniente. Ambos aspillerados. Sobre el muro oeste hay una espadaña de un solo ojo, descentrada hacia el sur vacía de su campana (Imagen 3). Llama la atención el gran tamaño de muchos de los sillares con que se edificó el templo (Imagen 5).

5DETALLE DEL MURO SUR CON SUS GRANDES SILLARES6VISTA NOROESTE7ARCOSOLIO Y SARCÓFAGO EN MURO NORTE

Al interior, se marcan bien los tres elementos que la componen: Ábside semicircular cubierto por cuarto de esfera; presbiterio amplio con medio cañón y continuándolo, la nave, también cubierta con medio cañón. Hay una discordancia entre el cuarto de esfera absidal y el presbiterio, que se subsanó con un calce en forma de creciente lunar (Imagen 9).

8VENTANAL ASPILLERADO ABSIDIAL9CABECERA DEL TEMPLO10CABECERA DEL TEMPLO

A los pies del muro norte, en su espesor, hay un arcosolio conformado por arco de medio punto dovelado que arranca del suelo y da cobijo a un sarcófago monolítico con su tapa rota en varios fragmentos dispersos por el piso. Probablemente sería el lugar que eligió (equivocadamente) para descanso eterno, alguno de los benefactores del templo. En su interior, tierra y fragmentos óseos. Los identificables, no corresponden a restos humanos.

11INTERIOR DEL TEMPLO HACIA LOS PIES.

A la vuelta amenazaba tormenta, que descargó con fuerza. Agua y piedra durante un buen rato atronaban el interior del coche. Afortunadamente las pistas de esta zona no son arcillosas. Una pista arcillosa, de "buro" como lo llaman por aquí, en cuanto se mojan un poco se transforman en peligrosas pistas de patinaje, cuando no es auténticas trampas.


Páginas consultadas:

Ver mis estadísticas