LA GUÍA DIGITAL DEL ARTE ROMÁNICO

Webmaster: A. García Omedes - Huesca (España)

 

| Presentación | Novedades | Mapa del Sitio | Mapas Activos | Opinión | Castillos XI-XIII | Rutas Románicas | Monográficos | Otras Regiones

Enlaces | Bibliografía | Diccionario | Distinciones | Premio Romanico Aragonés | Fondos de Escritorio | Inicio |

 


-PUEBLA DE FANTOVA. ERMITA DE SAN CLEMENTE TOBEÑA-



UTM 31T 288763 4682145 881 m.

Descargar track GPS "Fantova-San Clemente Tobeña" (*.plt)

(RIBAGORZA)

Ver mapa interactivo de la zona


Sábado 19 de Junio de 2004. Es un día triste. Ayer dimos el último adiós a quien fue nuestro Jefe de Servicio de Cirugía en Huesca: Manuel Garbayo.

Hoy he vuelto a recorrer el camino que tantas veces él hizo atravesando los túneles del Ésera para llegar a su querido Benasque. La mañana está gris y el cielo amenaza también llorar.

Me he quedado sin un visitante asiduo de mi sitio. Me he quedado sin un asesor y sobre todo, me he quedado sin un Amigo.

A su memoria dedico la visita a esta ermita discreta, humilde difícil de encontrar, que varias veces se me resistió a mostrar por no haber sabido llegar hasta su enclave.

1VISTA FRONTAL DE LA CABECERA

Debo advertir que no es fácil llegar a este lugar. Las indicaciones de Aramendía me han sido de mucha utilidad para alcanzarla. En primer lugar hay otra ermita de la misma advocación cerca de la Puebla de Fantova; pero moderna.

He llegado por la pista que desde el castillo de Fantova se encamina a la ermita de San Gregorio. Hay que seguir derecho cuando la pista gira para ascender hacia la meseta donde se halla el citado templo. La pista es "entretenida". En un par de ocasiones he tenido que recurrir a desplazar bolos del camino y nivelar algún canalón de escorrentía con el azadón que llevo en el maletero y que a veces es de utilidad cuando se anda por estas trochas. La pista acaba en unos campos que hay que atravesar para llegar a la casa de Tobeña. Su torre fortificada nos sirve de referencia para saber que nos hallamos en el buen camino (Imagen 9). La ermita está frente a ella a unos 200 m al otro lado de un pequeño barranco y a pie de pista.

El retorno hasta Fantova lo he grabado en el track de cabecera. No es una pista fácil; pero tampoco presenta gran dificultad si el terreno está seco.

2VISTA SURESTE DEL TEMPLO3PORTADA EN MURO SUR4VISTA OESTE. ESPADAÑA ROTA

La ermita situada a pie de pista, es de nave única, orientada y acabada en ábside semicircular erigido sobre un podio de grandes bloques de arenisca. Dos ventanales aspillerados abren el en cilindro absidal. Uno centrándolo y otro en su lado sur, ya junto al arranque del presbiterio.

La puerta se sitúa hacia los pies del muro sur (Imagen 3). Es de medio punto, con dovelas de toba y dos grandes bloques en función de jambas. El escalón de acceso al templo, está muy gastado de tanto como fue pisado para acceder al mismo. Ya hace tiempo que no es así.

El muro de poniente posee otro ventanal aspillerado, muy estrecho y sobre él espadaña de un solo ojo, desmochada. Una inquietante grieta surca la unión del muro sur con el de poniente (Imagen 4).

5INTERIOR HACIA LA CABECERA6CILINDRO ABSIDIAL Y PRESBITERIO7NAVE HACIA LOS PIES

Al interior, el templo presenta manchas de humo por doquier, fruto según me ha referido Antonio, el propietario de Casa Tobeña, de la época en que los carboneros de la zona recogían leña para su elaboración, se refugiaban allí y encendían fuego para calentarse. Al menos no ampliaron los vanos para mejorar la ventilación, como hicieron en Palo.

La cabecera se compone de cilindro absidal en el que abren los pequeños ventanales descritos. Se cubre con cuarto de esfera ligeramente apuntado y por delante, presbiterio asimismo apuntado. La nave cubre con medio cañón de la misma hechura.

Una pequeña colonia de murciélagos cuelgan entre presbiterio y nave, y me miran extrañados; pero no se asustan con el destello del flash. Alguno revolotea y rápidamente vuelve a colgarse cabeza abajo en su lugar.

Pinturas de traza popular decoran todavía algunas zonas del templo. Rosetones en la bóveda presbiterial y un jarrón florido sobre el que flota un simpático dragoncillo (Imagen 8).

El templo en su conjunto recuerda vivamente al no lejano de San Gregorio, si bien el apuntamiento de sus bóvedas lo lleva cronológicamente a un momento posterior. Finales del XII o principios del XIII.

8PINTURA MURAL MODERNA DE TIPO NAIF

Al sur del templo, al otro lado de un pequeño barranco y a escasos doscientos metros en línea recta, se halla Casa Tobeña, que da nombre a esta ermita. Es una casa fortificada del S XVI edificada en mampostería. La torre se edificó con buenos sillares en las esquinas. Posee tres niveles delimitados por impostas y son de singular belleza las aspilleras para arma de fuego: su forma permite sacar el cañón del arma y apuntar por encima del mismo. Una de ellas (Imagen 10) parece desafiar la puntería del atacante, al adoptar forma de diana.

9TORRE DE LA CASA FORTIFICADA DE TOBEÑA - S XVI10ASPILLERA DEFENSIVA11ASPILLERA DEFENSIVA

Antonio, el dueño, pastorea su rebaño. Pegamos la hebra y me cuenta historias de falsos monederos que ejercían su truculento oficio en una gruta poco más a poniente de la casa. Y de "antiguarios" que pretendían comprarle alguna de las piedras adornadas de la torre. También de un personaje que hasta no hace mucho fabricaba tejas a mano en este lugar y que al parecer bebía demasiado...

No me abroncó demasiado por pasar por sus cebadas con el coche, pues según me dijo este año no valen nada. Buena gente. De los que te hablan y miran por derecho y que saben bien cuánto cuesta todo lo que tienen. Porque aquí, lejos de la civilización todo tiene otro valor.

Con todos estos elementos, mi amigo Manolo Garbayo, hubiera podido hilvanar una bonita historia o quizá hacer unos versos sobre el tema. Ya no será posible... El día también llora.


Páginas consultadas:

Ver mis estadísticas