LA GUÍA DIGITAL DEL ARTE ROMÁNICO

Webmaster: A. García Omedes - Huesca (España)

 

| Presentación | Novedades | Mapa del Sitio | Mapas Activos | Opinión | Castillos XI-XIII | Rutas Románicas | Monográficos | Otras Regiones

Enlaces | Bibliografía | Diccionario | Distinciones | Premio Romanico Aragonés | Fondos de Escritorio | Fotos Diversas | Libro de Visitas | Inicio |

 


- BERGUA-SAN BARTOLOMÉ -



UTM 30T 732486 4713003 1087 m.

(SOBRARBE)

Ver mapa interactivo de la zona


1VISTA NORESTE DE SAN BARTOLOMÉ, YA RECONSTRUIDO (27-VI-2009)

Bergua está situado a media ladera en la zona final al sur del valle que se inicia en Otal, en el sobrepuerto de Biescas. El barranco que discurre por su fondo, a este nivel ya se denomina de "Forcos" y va a desaguar al río Ara.

Para llegar a esta población hay que partir de Fiscal, cruzar el río e inmediatamente rebasado el puente, tomar desvío a la derecha, que -bien indicado- arranca desde lo que será variante Yebra de Basa-Fiscal. Seguiremos luego la pista ya asfaltada ascendente. Pasamos por delante de una cantera en explotación, y en una docena de kilómetros, accedemos a Bergua.

Pueblo abandonado, y hoy revitalizado por "neocolonos coloristas" que advierten de que estás llegando a su núcleo habitado, mediante vehículos abandonados aherrumbrandose a ambos lados de la pista.

El caserío queda a nuestra derecha, unos 20 m por debajo del lugar de tránsito. Una borda pequeñita y bien conservada a la margen derecha del camino, sirve de referencia al sendero que accede al pueblo. Dejaremos junto a ella el vehículo, y proseguimos 30 o 40 m por la misma pista que traíamos desde Fiscal.

A nuestra izquierda, en alto, una edificación renovada, a la que se accede por peldaños pétreos salvando los 15 m de desnivel. Allí una amable joven descalza, a la que encuentro en la matinal tarea de recoger la puesta de sus gallinas, me acompaña. Traspasando la verja de hierro situada al final de su terreno, se accede al sendero casi cerrado por la maleza, que a izquierda, en escasos 20 m me deja justo frente a la puerta norte del templo.

No es posible obtener imágenes de conjunto del templo porque se halla totalmente inmerso en la maleza y carente de toda panorámica.

2CABECERA PLANA CON SUS VANOS ASPILLERADOS AL EXTERIOR. EL CENTRAL, CEGADO3DETALLE DE UN VANO LATERAL DEL TESTERO PLANO4VISYA SUR DEL TEMPLO

Todo esto escribía acerca de la magnífica iglesia prerrománica de San Bartolomé de Bergua a principios del mes de julio de 2003, cuando por primera vez visité el lugar.

Desde entonces en todas las charlas que he dado y en cuantos sitios he podido manifestarlo, he clamado por su restauración. Sin duda es un vestigio de nuestro pasado medieval Un antecedente formal del románico del Gállego, entre otros, que era necesario conservar. Muchas otra voces se han alzado en su favor, y al final, hemos conseguido, gozosos, ver rehabilitado el templo.

Os cuento: Es viernes 26 de junio de 2009. Tengo día libre y con mi amigo Aramendía hacemos planes para pasar una jornada de "correrías pirineas". Hace algún tiempo que no salíamos juntos y nos apetecía hacerlo. Programamos una salida a Silves, Aguilar, Bergua y si se terciaba, Sasa. Pero el día anterior hubo una tormenta de las de verdad. El Cinca todavía era de color chocolate cuando llegamos a Ainsa.. Malos presagios.

No recordábamos la pista por donde acceder a estos pueblos y lo intentamos por una que sale frente al desvío de Morcat, por arriba de Campodarve. Resultó ser una trampa con rodadas elegantes que nos hicieron empanzar el Land Rover y tener que recurrir a cadenas y tractel manual para salir del apuro. Sin duda, aventura hubo. Algo de susto por mi parte y jocosidad por parte de José Luis que más habituado a percances (ha sido arrastrado por el río con su coche en otra ocasión) los afronta con el saber o quizá con la inconsciencia que proporciona estar inmerso en una segunda adolescencia.

Visitamos Silves Alto y su iglesia y como el tiempo ya cercano al mediodía amenazaba de nuevo pedregada y se escuchaban truenos, dejamos el paseo a Silves Bajo para mejor ocasión.

Nos acercamos hasta Aguilar a repetir unas fotos y de nuevo la aventura: Puerta del templo que no se abre. Nos parecía envanada por el agua y a la tercera intentona de abrir... ruido y juramentos desde dentro y el "ocupa" que hace cinco años me dijo que vivir allí era cosa de unos meses, que sigue en el templo diciendo "es que yo vivo aquí"... bueno, otra escena realmente subrealista y al principo algo tensa.

5DETALLE DEL LADO SUR CABECERA-NAVE SIN ELEMENTOS QUE LO DIFERENCIEN SALVO LA ALTURA6VISTA NOROESTE DESDE EL ACCESO7ASPECTO DEL ACCESO Y PORTADA EN 2003

Total, que con el cupo de sorpresas y aventuras casi cubierto, decidimos ir a comer a Fiscal para ya de tardes subir a Bergua a repetir fotos, pensando en que la luz de poniente iluminaría mejor el interior de la cabecera del templo, dado que la recordábamos sin cubierta e invadida por la vegetación.

Es por ello que la sorpresa mayúscula de la jornada no fue ninguna de las narradas, sino el hecho de que al llegar al templo la vista del mismo era diáfana, sin vegetación y con la sensación de que tenía cubierta de losas... Y no era falsa ilusión, sino que en efecto, el templo ha sido restaurado.

Se ha limpiado y acondicionado su entorno, rehabilitado sus paramentos, colocado estructura de madera y cubierta sobre ella, despejado su piso que aparece decorado con infinidad de pequeñas lajas de piedra formando en ocasiones algún geométrico... Toda una alegría tan solo comparable a las propiciadas por las restauraciones de Rasal o Espuéndolas, por señalar un par de ejemplos muy queridos en lo personal.

8MURO NORTE Y ACCESO EN 20099PLANTA DEL TEMPLO10DETALLE DE LA PUERTA DE ACCESO11GRAFITI

Supe de la existencia del templo por una magnífica publicación del "Instituto de Estudios Alto Aragoneses" del año 90 realizada por Adolfo Castán: "Románico e Iglesias de cabecera triple en la ribera del Ara y valle de Vió". En las imágenes tomadas por Castán en el año 1990, aún había tejado sobre la nave y las pinturas de hacia finales del XVII estaban más protegidas. La que decora el moderno antecierre del testero sur, en la que hubo un desproporcionado San Cristobal, está hoy irreconocible.

El templo es de planta rectangular, de dimensiones modestas (12 x 5 m) y con cabecera plana orientada al este con ligera desviación a nordeste. El testero en su mayor parte es el original, mientras que la nave parece haber sufrido diversas reedificaciones a demanda de derrumbes. La puerta de acceso, muy posterior al templo original, abre en el muro norte. Quedan en el entorno restos de estructuras y muros en sillarejo que podrían corresponder a dependencias en relación con el templo.

Cada uno de los altares recibió un ventanal de hechura arcaica: aspillerado con dintel plano, derramado al interior y escalonado en su zona inferior. Al exterior, apenas una pequeña aspillera vertical entre el muro de sillarejo los delata. El central, se cegó para realizar la pintura de San Bartolomé a finales del XVII.

En el sillar que ejerce de imposta al lado este de la portada hay un tosco grafiti que muestra una sencilla figura humana con cruces por su cuerpo portando cruz y palma (Imagen 11). Colocando el cursor sobre la imagen inferior se resaltan sus líneas.

12

Acceder al templo es sencillo: rebasamos en unos 400 metros el desvío que a nuestra derecha lleva al caserío hasta cruzar un pequeño barranco que delimita el pueblo a poniente. Dejamos el coche en una anchura y en cincuenta metros por un caminito rehecho nos situamos delante del lado norte del templo. No está cerrado con llaves. Un cerrojo manual nos permite el acceso para disfrutar de uno de los más antiguos antecedentes del románico aragonés, edificado probablemente a semejanza del desaparecido e ignoto monasterio altomedieval de San Pedro de Rava, que no debió de andar muy lejos de esta zona.

13CABECERA Y MURO NORTE DEL TEMPLO


 

Páginas consultadas:

Ver mis estadísticas