LA GUÍA DIGITAL DEL ARTE ROMÁNICO

Webmaster: A. García Omedes - Huesca (España)

 

| Presentación | Novedades | Mapa del Sitio | Mapas Activos | Opinión | Castillos XI-XIII | Rutas Románicas | Monográficos | Otras Regiones

Enlaces | Bibliografía | Diccionario | Distinciones | Premio Romanico Aragonés | Fondos de Escritorio | Fotos Diversas | Libro de Visitas | Inicio |

 


- TRONCEDO - ERMITA DE SAN VICTORIAN -



UTM 31T 277155 4687163 981 m.

(SOBRARBE)

Ver mapa interactivo de la zona


1CABECERA DEL TEMPLO

Troncedo es conocido por su castillo con torre pentagonal, vigilante y llave del acceso desde el sur al Valle de la Fueva. Pero en el lugar hay una joya mucho más escondida. Tan es así, que por dos veces he pasado de largo sin haberla localizado hasta hoy 9 de Abril de 2004, Viernes Santo.

Este pequeño templo se halla totalmente rodeado por edificaciones (Imagen 5) destacando de entre ellas por su espadaña bífora. Para llegar a este lugar situado en un plano ligeramente inferior al sur de la plataforma del castillo, hay que tomar la pista que cuando llegamos al castillo, queda a nuestra derecha; o bien la que más suave en descenso, circulando desde el Valle de la Fueva hacia Troncedo, arranca a nuestra derecha unos cien metros antes de llegar al caserío.

El caserío se conoce como "Casas de Sant´Ángel", probablemente en memoria de la primitiva advocación de su iglesia a San Miguel. En la actualidad su advocación se orienta a San Victorián.

"Descubrir" este recóndito templo es una agradable sorpresa. Su aspecto se mantiene prácticamente igual que cuando fue edificado en el primer tercio del S XI. Consta de nave única rectangular acabada en ábside canónicamente orientado. Todo ello construido con sillarejo en hiladas uniformes muy estrechas que atestiguan su arcaicismo.

234

En su cilindro absidal se abren dos vanos derramados al exterior, que interiormente aparecen cegados por revoco. Uno central y el otro abierto al sur y ambos rematados con medio punto bellamente realizado con estrechas lajas de sillarejo. Es remarcable que el del lado sur, además de tener su medio punto claramente peraltado, presenta algunas ladrillos intercalados entre sus dovelas. El aspecto de los mismos y su argamasa me hacen creer que son fruto de la obra original (Imágenes 1, 3, 4 y 5). Una vez despejada la hiedra de la que quedaban raíces secas en la cornisa (Imagen 2), se puede apreciar que esta se realizó en piedra toba. Como templo castrense que es, carece en absoluto de cualquier motivo ornamental y sus hechuras lo acercan al modo lombardo de construir.

567

La puerta de acceso al templo se sitúa en el muro de poniente. Al igual que los ventanales remata en medio punto a base de pequeñas lajas de sillarejo. Sobre ella hay un ventanal aspillerado y espadaña de doble vano (Imágenes 6 y 7).

8

Al interior, su aspecto, a pesar del espeso revoco pintado en azulete -más oscuro en el ábside- destila el mismo arcaicismo que al exterior. Pavimento de grandes losas de piedra, que hacia la cabecera aparentan losas sepulcrales a pesar de carecer de inscripción. El cilindro absidal, es muy poco profundo. Sus vanos están cegados, adivinándose el perfil del central. Se cubre con bóveda de cuarto de esfera. Por delante un presbiterio atrofiado, al modo lombardo, que se cubre con bóveda de medio cañón. Su exigua dimensión, podría hacerlo pasar por arco fajón.

La nave se divide en cuatro pequeños tramos a base de tres gruesos fajones que apean a través de recias pilastras sobresalientes del muro. Pequeñas impostas biseladas señalan la unión de pilastras y fajones. En el minúsculo espacio entre el último fajón y el muro de cierre, se ha metido a presión, en fechas posteriores, un coro alto en miniatura al que se accede por escalera a juego entre la puerta y el muro norte (Imágenes 10 y 11). Al lado sur de los pies hay una deliciosa pila bautismal gallonada con elegante decoración a modo de arquería ciega superior, enmarcando los segmentos (Imagen 12).

9101112

Hay un ventanal derramado en el segundo tramo del muro sur y una puerta en el primero, con su hoja clavada e impracticable. No conseguí acceder al pequeño corredor que debe de quedar entre la vivienda vecina y el exterior del muro sur, para haberlo podido documentar.

En definitiva, una delicia de templo, escondido y desconocido, que merece mayor atención y difusión. Guardan las llaves en una edificación moderna que hay al sur del caserío; vivienda de turismo rural.

Recientemente ha sido restaurado el templo. Además de eliminar la maleza del exterior y dejar el lado norte absidal exento de la tierra que lo cubría, se ha restaurado el interior, eliminando revoco y dejando la piedra vista. Un par de veces he intentado fotografiarlo; pero no he encontrado a nadie en el caserío ni en el pueblo para solicitar llaves. Quizá en una próxima ocasión.

13INTERIOR DEL TEMPLO TRAS LA RESTAURACIÓN

Por fin tras intentarlo en varias ocasiones, he conseguido documentar el interior del templo restaurado. Esta vez me han sacado del apuro las "páginas blancas" de Telefónica. Un número de teléfono de una industria me ha servido para obtener un segundo número y a su vez ser remitido al número de quien tiene las llaves de la iglesia, que está realizando obras en la vivienda adyacente. Ramón me ha facilitado el acceso al interior a través de los albañiles que le arreglan la casa. Pero como nunca las cosas son fáciles, el camino desde el caserío de Troncedo hasta el barrio de "Santangel" estaba cubierto por una buena capa de nieve (Imagen14).

14CAMINO NEVADO A SAN VICTORIAN15CABECERA DEL TEMPLO16MURO SUR DESDE LA CABECERA17INTERIOR DEL TEMPLO HACIA LOS PIES

Una vez al interior, el templo tiene sin lugar a dudas un aspecto mucho más digno y elegante que el que vi en mi anterior visita. Solo hay que comparar las imágenes 8 y 13. Se ha eliminado la capa de pintura de la cabecera del templo dejando vista la piedra que conforma el cilindro absidal y el presbiterio. También se han descegado los dos vanos absidales (Imágenes 13, 15 y 18).

18DETALLE DE LOS VANOS ABSIDALES19PUERTA Y VENTANA EN MURO SUR DESDE EL INTERIOR20MURO ORIGINAL Y PORTADA FORMANDO PARTE DE LA SACRISTÍA AÑADIDA

Con respecto a la nave del templo, los tres arcos diafragma que la segmentan se han dejado con la piedra vista, encalando los paramentos de la misma. El primero de los arcos es apuntado y sobresale más que los otros dos -que son de medio punto- propiciando una sensación de arco triunfal delimitando la zona de cabecera (Imágenes 13, 16 y 17). Los tres son de una época claramente posterior a la del templo original.

En el muro sur hay tres vanos: una puerta de medio punto dovelada de bonita y arcaica hechura que podemos apreciar desde el interior de la sacristía añadida a la que da paso (Imágenes 19 a 21) y dos vanos aspillerados que pueden advertirse al exterior con dificultad en las imágenes 22 y 23.

En el ángulo noroeste para subir al pequeño coro se edificó una escalera a resguardo de un cuarto de cilindro que la alberga. Desde el mismo la vista del templo es la de la imagen 25.

21PORTADA ORIGINAL, ACTUALMENTE ACCESO A SACRISTÍA22EXTERIOR DEL MURO SUR. VANO DE LOS PIES DEL TEMPLO23EXTERIOR DEL MURO SUR. VANO DE LOS PIES DEL TEMPLO24PLANTA DEL TEMPLO

Una vez visto y fotografiado el interior y discurrido sobre su aspecto y sobre el modo en que se ha llevado a cabo la restauración me inclino a pensar que el templo inicial debió de ser una sencilla edificación castrense al modo de la primera iglesia del castillo de Loarre. Iglesia que como la loarresa debió de cerrar su nave por medio de cubierta de madera a dos aguas.

Tiempo después se reformó edificando una bóveda de piedra; pero como no se debieron de fiar de la resistencia de los muros al empuje de aquella, alzaron los tres arcos diafragma para portarla, al tiempo que debieron de aumentar el espesor de los muros hacia el interior. Entiendo que ese debe de ser el motivo para que en la reforma actual no se hayan dejado vistos los muros al interior, dado que deben de ser de mampostería. Esta hipótesis la manifiesto en la aproximación a la planta del templo (Imagen 24) en la que la parte original va en negro y en marrón claro lo añadido.

25INTERIOR DESDE EL CORO ALTO

En el Museo Diocesano de Barbastro-Monzón, se guarda la virgen con Niño procedente de este templo. Es una talla en madera policromada con la Virgen coronada en pie, llevando al Niño sobre su brazo izquierdo mientras Él bendice con la diestra y porta orbe en la izquierda (Imagen 26).

26VIRGEN DEL xv PROCEDENTE DE SAN VICTORIAN Y EN LA ACTUALIDAD EN MUSEO DIOCESANO DE BARBASTRO-MONZÓN


Páginas consultadas:

Ver mis estadísticas