LA GUÍA DIGITAL DEL ARTE ROMÁNICO

Webmaster: A. García Omedes - Huesca (España)

 

| Presentación | Novedades | Mapa del Sitio | Mapas Activos | Opinión | Castillos XI-XIII | Rutas Románicas | Monográficos | Otras Regiones

Enlaces | Bibliografía | Diccionario | Distinciones | Premio Romanico Aragonés | Fondos de Escritorio | Inicio |

 

-CASTILLO DE LOARRE-IGLESIA DE SAN PEDRO -(Cont.)-

(HOYA DE HUESCA)

Ver mapa interactivo de la zona


DIRECTORIO DE LA VISITA


DANIEL EN EL FOSO DE LOS LEONES ES ALIMENTADO POR EL PROFETA HABACUC TRANSPORTADO POR UN ANGEL QUE LO TOMA POR LOS CABELLOS

"Había allí siete leones y allí estuvo Daniel siete días. Daban a los leones cada día dos cuerpos humanos y dos ovejas. Pero durante aquellos días no les dieron nada, para que devorasen a Daniel.

Vivía entonces en Judá el profeta Habacuc, el cual, cocida la cazuela y mojado el pan en la cazuela, se iba al campo para llevarlo a los segadores. Pero el ángel del Señor dijo a Habacuc: lleva la comida que tienes preparada a Daniel, que está en Babilonia en el foso de los leones. Y contestó Habacuc: Señor, nunca he visto a Babilonia y no sé qué es el foso de los leones.

Y tomándole el ángel del Señor por la coronilla, por los cabellos de su cabeza, le llevó a Babilonia encima del foso, con la velocidad del espíritu.

Y gritó Habacuc ¡Daniel, Daniel, toma la comida que Dios te envía!. Y contestó Daniel: En verdad ¡oh Dios! te has acordado de mi, pues no abandonas a los que te aman. Y levantándose, comió, y al instante el ángel de Dios restituyó a Habacuc a su lugar." (Daniel 14, 32-39)

1

Dicen que en Aragón somos obstinados. Y es probable que así sea. Acaso por ello el sábado 17 de enero de 2009 he vuelto una vez más a mi querido Loarre. Debería de haberlo visto todo ya. De hecho creo que así es. Pero ver no es lo mismo que comprender.

He repetido imágenes del templo desde la puerta de los reyes, antes de que abrieran el castillo. Y cuando lo han hecho, creo que le he dado un pequeño susto a Mónica que no esperaba hallar intramuros al tenaz fotógrafo.

Buscaba una probable epigrafía en un capitel. Pero la suerte, que a veces se alía con la paciencia y la perseverancia, me ha hecho repetir imágenes de esas zonas de los capiteles en las que nadie repara.

En los laterales del capitel suroeste de los torales, aparecen al tratar las imágenes sendos personajes que llevan un pan redondo pegado al pecho y un recipiente con asa, que a la vista de la anterior lectura es la mencionada "cazuela". Dicho personaje es llevado por un ángel que lo toma por los cabellos en el lado este (Imagen 2) y por la coronilla en el opuesto (Imagen 3).

En el frontal del capitel, la cara más conocida (dentro de su altura y poca visibilidad) vemos a un personaje sedente, que ahora ya con todo derecho puedo llamar Daniel, entre dos leones a los que toma por su cola (argollas han querido ver en la penumbra algunos autores). En las caras laterales, a nuestra izquierda, el transporte del profeta por el ángel que lo toma por los cabellos (Imagen 2). Y a nuestra derecha otra escena similar; pero con el matiz de que el ángel parece depositarlo, posando su mano abierta encima de su cabeza, lo que a juicio de mi amigo Juan Antonio Olañeta podría representar la segunda parte del relato, cuando Habacuc es de nuevo llevado a us lugar de procedencia por el ángel (Imagen 3).

2

Desde los laterales, surge "con la velocidad del espíritu" un ángel portando cruz con una mano mientras que con la otra, lleva a Habacuc en su vuelo, tomándolo de la coronilla o de los cabellos según el lateral.

Habacuc, al que ya se puede sin lugar a dudas llamar así, lleva un gran pan redondo apretado contra su pecho y sujetado con su mano abierta, mientras que porta en la otra una cazuela con asa, delicadamente representada (Imágenes 2 y 3).

Completan la escena, reforzándola, siete leones pasantes que decoran el ábaco de esta magnífico y hoy por fin descifrado capitel.

3

La clave de este nuevo descubrimiento me la ha proporcionado el capitel interior del lado sur de la portada oeste de la catedral de Jaca. Lo muestro en las imágenes 3 a 5:

4

Recordaba haber leído acerca de la simbología de este capitel, y al descubrir el personaje de Loarre portando un gran pan, de inmediato relacioné ambos y he tenido la intuición de que podría estar narrando el mismo pasaje bíblico.

Marcel Durliat en la "Sculpture Roman de la Route de St. Jacques": 1 La cathèdrale de Jaca. p.:246 (225) Mont-de-Marsan 1990 hace referencia al capitel de la seo jaquesa, cuya interpretación hacia el episodio se Habacuc y Daniel apuntó Serafín Moralejo según cita el autor francés.

5

En la cara oeste del capitel jaqués (Imagen 5) aparece Daniel recibiendo el pan redondo que le trae Habacuc -el que me puso por su forma sobre la pista del capitel loarrés- mientras que abajo y a nuestra derecha asoman las cabecitas de dos leones validando la ubicación de Daniel en el foso de los leones. Hemos de mirar la cara lateral (imagen 6) para poder identificar al ángel, cuyas alas se superponen con los caulículos del capitel. Lleva a Habacuc de la coronilla y señala con su dedo hacia el sitio donde está Daniel.

6

La simbología es clara, una vez conocido el episodio. Pero sin duda el artista Loarrés, que quizá se inspiró en esta simbología, supo ajustar mucho más al pie de la letra el episodio bíblico aportando la posición de majestad de Daniel entre grandes leones a los que sujeta por el rabo.

Supo también aportar el componente de acción al tallar a los ángeles en pleno vuelo, con sus cuerpos horizontales llevando al profeta de los cabellos y/o de la coronilla.

También el detalle, importante a la vista de lo escrito en la Biblia, de que además del pan redondo, el profeta Habacuc porte su cazuela.

La simbología del capitel es evidente. El pan, intencionadamente de forma redonda, puede representar a la Eucaristía, constituyendo esta pieza un exhorto a perseverar en el confianza en Dios y a alimentar el cristiano su espíritu por medio de élla.

Dicen los autores consagrados que no hay programa iconográfico en Loarre. Durliat, llega incluso a afirmar que la escultura Loarresa es un "carrefour"..

Quizá no hayamos sabido todavía estar atentos a lo que el escultor trató de decirnos con su programa iconográfico, que sin duda existe y que todavía no hemos sabido interpretar..

Aunque desde hoy, habrán de hacer referencia a otro pasaje de la Biblia cuando hablen de "mi castillo".

Disfrutadlo.

A fecha 30 de Abril he tenido noticia por medio de mi amigo Juan Antonio Olañeta de que el capitel que yo creía haber "descifrado" en lo tocante al profeta Habacuc, ya lo fue por David Simon, quien lo comunicó en el artículo: "Daniel and Habakkuk in Aragon," Journal of the British Archaeological Association, XXXVIII, 1975, pp. 50-54, desconocido para mi.

Rectifico pues, y señalo el mérito de David Simon que supo mirar con detalle por los rincones del castillo.


 

Páginas consultadas:

Ver mis estadísticas