LA GUÍA DIGITAL DEL ARTE ROMÁNICO

Webmaster: A. García Omedes - Huesca (España)

 

| Presentación | Novedades | Mapa del Sitio | Mapas Activos | Opinión | Castillos XI-XIII | Rutas Románicas | Monográficos | Otras Regiones

Enlaces | Bibliografía | Diccionario | Distinciones | Premio Romanico Aragonés | Fondos de Escritorio | Inicio |

 

-CASTILLO DE LOARRE-IGLESIA DE SAN PEDRO -(Cont.)-

(HOYA DE HUESCA)

Ver mapa interactivo de la zona


DIRECTORIO DE LA VISITA


¡Hola amigos! Sigo en la brecha, quizá como "AdR de Guardia en Loarre" dándole vueltas a sus detalles y me es grato comunicaros que he desvelado el mensaje literal de otro de sus capiteles. Esta vez se trata de uno de la arquería ciega, el cuarto desde nuestra izquierda.
Este es el capitel:

Y el texto en que se inspiró el artista para esculpirlo es este:
"La leona da a luz al cachorro como muerto y ciego, tendiéndose a su lado durante tres días, fijos los ojos en él.
Transcurrido este tiempo, se aproxima el león y echa su aliento sobre el cachorro, que recupera enseguida la vida y abre sus ojos a la luz .
Además, cuando parece dormir, sus ojos están vigilantes, de modo que puede sentir la presencia del cazador desde una distancia de siete estadios, y así puede huir y no se deja sorprender por aquél.
Así las gentes que no creían, tras los tres días de sepultura, contemplaron la resurrección del Señor y fueron llamados a la vida. Pues, antes del bauitismo, podían considerarse muertos y ciegos; pero eran observados durante tres días de sepultura por la leona, esto es, por el Santo Espíritu, y cuando llegó el león, es decir, el verbo vivificador, les inspiró el Espíritu Santo, los devolvió a la vida y los sacó a todos del infierno"

("El Fisiólogo, atribuido a San Epifanio". Santiago Sebastían. Ed. Tuero 1986. Cap. II El León: Segunda peculiaridad. pag.: 9-10)

Ahora va la imagen de detalle:

Cuando uno hace fotos de este y de otros ábsides, como a mi me ocurría al principio, se coloca muy cerca del capitel a fotografiar con lo cual se consigue un doble efecto negativo: el motivo aparece en la foto "contrapicado" y además, como en este caso, el collarino del capitel oculta la carita del quinto león de la cesta que aparece boca arriba y es de menor tamaño que el resto porque es un cachorro al que el león toca con su pata delantera e insufle la vida con su aliento.
Para que la foto sea buena hay que ir al extremo opuesto del ábside y tirar de teleobjetivo. Entonces se anula el contrapicado y se consigue observar el pequeño detalle del quinto león que da la clave de la escena gracias una imagen ortogonal.
Como dato de interés, señalar que El Fisiólogo fue el libro de historia natural más popular en Europa y su fama e influencia solo fueron superados por la Biblia durante "el tiempo del románico".

Para completar el simbolismo de la escena, la parte superior del capitel está decorada con frondes de helecho. Incluso las volutas son frondes. El helecho posee la capacidad de regenerarse aunque se corten sus hojas porque vuelven a brotar de su rizoma subterráneo y por ello se le atribuye la propiedad de resurgir o de resucitar. Así pues, una doble idea de muerte-resurrección tras este bello capitel loarrés aparentemente "anodino" ;)


Páginas consultadas:

Ver mis estadísticas