LA GUÍA DIGITAL DEL ARTE ROMÁNICO

Webmaster: A. García Omedes - Huesca (España)

 

| Presentación | Novedades | Mapa del Sitio | Mapas Activos | Opinión | Castillos XI-XIII | Rutas Románicas | Monográficos | Otras Regiones

Enlaces | Bibliografía | Diccionario | Distinciones | Premio Romanico Aragonés | Fondos de Escritorio | Inicio |

 

-SAN JUAN DE BARBALOS-



UTM 30T 275769 4538814

(SALAMANCA)

VER MAPA INTERACTIVO


Tras la repoblación de Raimundo de Borgoña, la ciudad de Salamanca se vio aumentada por amplios arrabales fuera de la vieja muralla. Entre las gentes que los habitaron , los de procedencia  castellana se asentaron en el extremo norte, agrupados en varias parroquias que, tras la construcción de una nueva cerca en 1147, quedaron intramuros entre las puertas de Toro, Zamora y Villamayor. Junto a la última de estas puertas, se levanta San Juan Bautista o de Barbalos, nombre de una localidad situada a unos 40 Km.  al sur de la capital. Normalmente estas denominaciones en las advocaciones se suelen referir a la procedencia de los pobladores que dieron lugar a la parroquia. En este caso no resulta tan claro ya que la zona meridional de la provincia fue repoblada más tardíamente. Según Gómez Moreno, su fundación en 1139 fue llevada a cabo por los hospitalario, aunque no existe documentación que lo acredite. Este viejo templo, construido de sillería arenisca, se encuentra en la actualidad  en la  pequeña plaza de su mismo nombre, rodeado de edificios modernos (Imagen 12).

1

El ábside se articula al exterior mediante tres paños separados por delgadas semicolumnas adosadas, cuyos plintos y basas están muy erosionados. Estas columnas llegan hasta el alero, donde rematan con capiteles decorados con anchas hojas carnosas. Otras dos columnas similares se hallan en el ángulo que forma con el presbiterio, aunque los capiteles presentan acantos enrollados en los extremos (Imágenes  3 y 13). Bajo una sencilla imposta se abren tres ventanales con saeteras abocinadas y arcos de medio punto doblados El interior abocelado, apoya en columnillas con capiteles de sección cilíndrica. Son estas seis piezas idénticas y verdaderamente llamativas, pues su composición recuerda más la composición renacentista que la románica (Imágenes 4 y 5). El presbiterio es de la misma altura que el ábside y ligeramente más ancho. La nave tiene la misma anchura que el presbiterio, pero posee mayor altura (Imagen 1)

345

De las tres puertas por las que se accede al interior, es la septentrional la más interesante. Situada en el centro de la fachada , a ras del muro, está compuesta por arco de medio punto doblado trasdosado con chambrana (Imagen 6).

El arco interior de perfil abocelado  decorado con  una sencilla banda a base de circulitos y hojitas de cuatro lóbulos  apoya en sendas columnas con doble plinto -decorado el superior con arquitos-  y capiteles muy erosionados, de hojas estilizadas que recuerdan los de Santo Tomás Cantuariense. El arco exterior de dovelas aboceladas, apoya en jambas lisas. El guardapolvos está decorado con acantos espinosos hábilmente ejecutados (Imágenes 7, 8, 10 y 11).

6789

Sobre esta portada hay restos de numerosos canzorros  y la roza de una cubierta  recorriendo toda la longitud de la nave, seguramente son los restos del desaparecido claustro (Imágenes 6 y 9). En la fachada sur se advierten las huellas de numerosas reformas. La más contundente afectó a la parte superior del muro donde se abrieron tres ventanales cuadrados  en siglos posteriores que conllevaron la desaparición de los dos de época románica. En el centro se abre una sencilla puerta que sustituyó en el S XVII a la original románica (Imagen 2).

10111213

A los pies del templo queda un robusto cuerpo que perteneció a la desaparecida torre, hoy rematado en una espadaña bífora. La fachada oriental es lisa y en ella se abre un estrecho arco apuntado, en la actualidad alterado, que penetra en la iglesia  a través de un verdadero túnel abovedado. Es la entrada por la que se accede en nuestros días (Imagen 12).  Sustentando los aleros del ábside, presbiterio y fachada meridional, encontramos una serie de curiosos canecillos: zoomórficos, vegetales, músicos, equilibristas...etc. (Imagen 14).

14

(Fotografías y texto: Carmen Baena Yerón

Diseño y mantenimiento web: "romanicoaragones.com")


 

Páginas consultadas:

Ver mis estadísticas